con No hay comentarios

La desconocida historia de la chaqueta ARRATIARRA.

A-rra-tia-rra. ¿Te suena de algo este nombre tan enrevesado? ¿Habías oído alguna vez hablar de la chaqueta arratiarra? Yo, si te soy sincera, hasta hace un año no sabía ni que existiese. ¿Quieres saber cómo la encontré y cuál es su historia? ¡Sigue leyendo!

Quizás sí sepas que nuestra actualización de la chaqueta kaiku fue la prenda que que dió origen a Amarenak. Tras el éxito de la campaña de crowdfunding para reinventar esta chaqueta tradicional, me di cuenta de que Amarenak no se podía quedar ahí. Tenía una misión: buscar más trajes vascos y recuperarlos.

Revisando mi biblioteca encontré varias prendas vascas que me llamaron la atención y, sobretodo, que pensaba que yo misma me pondría hoy en día. Me acerqué al Museo Vasco de Bilbao para verlas en persona y en cuanto ví la arratiarra, me enamoré. Quería saber más. Su historia, su origen,… ¿cómo podía no conocer esa maravilla de chaqueta?

Amaia Mujika, responsable del departamento de etnografía del museo, resolvió mis dudas.

¿Qué es una ARRATIARRA?

La arratiarra o chaqueta (chamarrote) arratiana es la prenda que vestían los hombres el día de su boda en Arratia. La boda era en esos tiempos, y aún hoy lo sigue siendo en muchos casos, el día más importante en la vida de una persona. Y aunque antiguamente la ropa se hacía casi siempre en casa, para ocasiones especiales se acudía a un sastre profesional.

La arratiarra era pues la mejor prenda que se tenía en el armario, y después de casarse, pasaría a ser parte del traje de gala, esa prenda que usarían en ocasiones y eventos especiales.

¿Por qué en Arratia?

A finales del siglo XIX, la población emigraba cada vez más del campo a la cuidad. Esto hizo que el mundo rural, que hoy en día vinculamos a la tradición, corriese el riesgo de desaparecer. En los pueblos y las zonas más apartadas, las costumbres y tradiciones se conservaban más integras, al no tener contacto con otras culturas.

El valle de Arratia, en Bizkaia, fue uno de los lugares que hasta más tarde conservó ese carácter tradicional, y con ello, sus trajes.

¿Cómo era la ARRATIARRA?

Igual que con la confección, el tejido de la arratiarra también era diferente al resto de prendas de diario. El lino era el tejido autóctono en Euskadi, casi toda la ropa y elementos texiles eran de lino. La arratiarra sin embargo, se hacía con paño de lana de gran calidad, igual que la chaqueta kaiku.

Era de color negro, ribeteada con cordoncillo también negro.

Me llamaron la atención los motivos decorativos de esta chaqueta. Se dice, por ejemplo, que el detalle del puño representa un helecho abriéndose. O que los bolsillos de tapeta están inspirados en las casacas militares del siglo XVIII. Todo esto son suposiciones, pero, según me contaba la experta Ane Albisu, la moda, siempre se ha inspirado en la tradición y la naturaleza.

Algo curioso sobre los bolsillos, es que los ejemplares del museo, tenían bolsillos falsos. Amaia me explicó que se hacían así para que la prenda durase más. Los objetos personales en aquella época se guardaban en el gerriko.

Uno de los cambios en nuestra arratiarra fue hacer unos bolsillos de ojal de sastrería que se pudiesen utilizar.

¿Dónde encontrar una chaqueta ARRATIARRA hoy en día?

Antiguamente las prendas se hacían para durar. Se reparaban y reutilizaban todo lo posible. Cuando ya no se podían remendar más, se reciclaban como trapos de cocina o fregonas. Desde luego, que esto de la economía circular y las famosas 3 erres (reducir, reutilizar y reciclar), ya se hacía antes incluso de que se le pusiera nombre!

El caso es que esta y las guerras, son las razones de que nos queden tan pocas piezas de nuestro patrimonio textil vasco. De hecho, que yo sepa, solo quedan 2 prendas originales de la época, que son las que hemos estudiado, pero que están en un estado tan delicado que no se exponen al público.

Por otro lado, como te digo, no he encontrado que se fabriquen o comercialicen en ningún lugar. Así que, ¡no necesitaba saber más! Nos pusimos manos a la obra, y después de varios meses de trabajo, creamos una versión actualizada de arratiarra, esta vez, para mujer.

Así hemos recuperado esta elegante chaqueta, creando una prenda ideal para eventos, cenas, fiestas y bodas de invierno. La puedes combinar con vestidos o camisas y no pasar nada de frío, gracias al tupido paño de lana merina de gran calidad.

¿Tu también quieres una, ahora que ya empieza el frío? Puedes encontrarla, además de en nuestra tienda online, en Manila (San Sebastián), Mendizabal (Zarautz) o en la Galería 8360 en Bilbao. Yo mientras tanto, te dejo aquí las fotos de algunas de nuestras protagonistas, vistiendo su ARRATIARRA.

Fotos:
  • Documental “ARRATIARRA, del caserío a palacio” de LACØRTE films
  • Fotografías de Amarenak
  • Fotografías de finales de SXIX. de Eulalia Abaitua

Dejar un comentario